Continuando con la historia de Wang Xiang Zhai, fundador del I Chuan

febrero 17th, 2008 by | Print

Después de haber organizado y desarrollado un método de enseñanza del I Chuan, en el año 1928 fue invitado a participar como juez en un famoso torneo nacional de artes marciales donde se presentaban practicantes de todo el país.

Allí en Shangai, a partir de su participación en el torneo, se dedicó a difundir y enseñar su técnica, hasta el año 1938.

Viaja a Pekín, a un centro cultural para seguir enseñando su técnica a los adeptos que iba recogiendo gracias a su fama por todo el país por los 2 años siguientes.

En ese momento, por el año 1940, su fama era tan grande que en todos los diarios y revistas le realizaban entrevistas y comentaban sobre su arte marcial, su técnica de combate, su pensamiento y su visión sobre la práctica de las artes marciales en China.

De esta  manera, él aprovecha ese espacio para su difusión, y desafía a cualquier maestro que se anime a probar un combate con él, para poder mostrar que su técnica es la más eficaz.

Su fama y su técnica se expandieron rápido como una bomba por toda China.

Wang Xiang Zhai en principio cambió la forma de enseñar artes marciales quitando formalismo y devoción para con los maestros. A la relación entre maestro y discípulo la transformo en hermandad, donde todos los practicantes eran hermanos de práctica y el hermano mayor guiaba al menor en el camino del Kung Fu.

En esa época se respetaba mucho el título de maestro, y muchas personas que no eran verdaderos maestros de Kung Fu, enseñaban y formaban escuelas de Kung Fu, pero sin tener un alto nivel. También se daba la situación de que alumnos de algún verdadero Maestro se dijesen ser discípulos de tal o cual maestro, pero sin llegar a un buen nivel de Kung Fu, sólo teniendo el crédito de ser discípulo del Gran Maestro..

Mucha gente lucraba de las escuelas de Kung Fu, de la fama de algún maestro o del título de maestro o discípulo, cobrando grandes cantidades de dinero por enseñar.

A todos aquellos que se beneficiaban de las jerarquías y títulos sin un verdadero conocimiento del Kung Fu los dejo expuestos a justificar ese rango según sus capacidades..

Otro cambio en la enseñanza fue que elimino las formas.

Decía que muchos maestros enseñaban Kung Fu a través de formas, sin demasiado contenido, y a los alumnos les hacían aprender uno forma, luego otra y otra, y así continuaban teniéndolos como alumnos, cobrando por su enseñanza, pero sin que esas formas sean útiles al momento del combate.

Por eso, él se dedicó a enseñar los movimientos necesarios para conocer el propio cuerpo y sus habilidades, y como aprovechar la fuerza propia y la del oponente..

Conociendo el cuerpo de uno mismo, conoce el cuerpo del resto. Así su enseñanza se basó en la defensa personal aplicada, y no en formas con movimientos innecesarios.

Por estas y otras situaciones, se gano la bronca y odio de muchos practicantes de artes marciales que lucraban y cobraban grandes cantidades de dinero con técnicas poco útiles, o con poco conocimiento del Kung Fu.

También fueron muchos los chinos y extranjeros que lo buscaron para conocer y entender mejor lo que es la práctica del Kung Fu.

Entre ellos, un ingles campeón del mundo en boxeo, en un viaje que realizo a Shangai, lo vio en una demostración de su técnica, y le pidió si podía mostrarle su Kung Fu en un desafío mano a mano.

Wang Xiang Zhai lo derribó 3 veces sin recibir un solo golpe.

El boxeador regresó a su país y publicó en el periódico local lo que había visto en China, el alto nivel de Kung Fu que se puede apreciar de los verdaderos maestros de Kung Fu.

En el año 1973 un famoso maestro de Xing Yi llamado Hung Shu, lo desafió a combate, y 3 veces lo calló al suelo. Ante esta habilidad, se le arrodillo y pidió que le enseñe su técnica y que lo tome como discípulo

Wang Xiang Zhai se sintió muy honrado por esto y muy contento por que gracias a este combate conoció a un nuevo amigo, también maestro de Kung Fu. Le enseñó la teoría de la técnica del combate y Hung Shu lo asimiló rápidamente. Luego Hung Shu llevó a sus discípulos para también aprendieran con este maestro.

Dentro de sus discípulos había uno llamado You Sun Yun, que luego se convirtió en discípulo de Wang Xiang Zhai, y cambia su nombre  a You Ji Xiang , que significa “You continua la línea del Xiang”, “You sigue a Xiang”.

En el año 1940 en las XI Olimpiadas, el campeón de lucha se enfrenta con Wang Xiang Zhai y cae derrotado. Así mismo le sucedió al campeón de judo, quien luego de verse superado le pide aprender con Wang Xiang Zhai. Este japonés siguió sus enseñanzas y las llevo a Japón y en el año 1970 bautizó su técnica como Tai Qi Quan.

En el año 1947 crea la Federación  de I Chuan para enseñar y difundir el I Chuan. Pero esta duró poco, ya que en el año 1949, durante la revolución cultural en China los antiguos enemigos que se generaron cuando desafió a los otros maestros, que en el Comunismo Chino pasaron a formar parte del Comité de Deporte, lo difaman diciendo que enseña para pelear contra el comunismo, y desde entonces se dedica a enseñar sólo para el cuidado de la salud, chi kung, zhang zhuan.

En Julio del año 1963, en la ciudad Tienjin, después de vivir sus últimos años lejos de la fama y el prestigio que había alcanzado, fallece sin dinero ni glorias.

Hasta ahora existen muchos tipo de chi kung, muchos son salidos de la practica de Wang Xiang Zhai.

Puso su corazón y su sangre en sus enseñanzas.

Brindó todo su conocimiento desde lo profundo de su corazón y su alto nivel de Kung Fu para que todo el país se pudiera beneficiar con los ejercicios que él organizó para que todos en el país gozaran de buena salud.

Toda su vida la dedicó a esto, con éxito. Dentro de la historia de China y del Wushu, del Kung Fu él fue quien lo renovó. Él sigue vivo en el corazón de cada practicante de Kung Fu.

Muchos son los textos que hablan de cómo practicar I Chuan de una manera correcta.

Más adelante vamos a seguir disfrutando de las enseñanzas de Wang Xiang Zhai.

Comentarios cerrados.